La disponibilidad de una plataforma virtual, empieza por el diseño de su red.

Sistema de monitoreo de plataformas de hosting

Monitorización de un nodo

Los incansables buscadores a la caza del VPS para contratar, casi siempre, lo primero preguntan es el “time de ping”, la latencia, el ancho de banda y en que centro de datos están los servidores de las VPS que van a adquirir, después recorren innumerables foros especializados, averiguando sobre el centro de datos de ese proveedor, si el ancho de banda es bueno, si tienen mucha capacidad, etc.. pero nunca hacen la pregunta más importante y de la que realmente va a depender la respuesta de su proveedor ante una avería:

¿Cómo esta diseñada la red de datos para los servicios virtualizados que me ofrece?

No la del datacenter, la del proveedor al que le vas a comprar el VPS, ¿y por qué esta pregunta es tan importante?, por que hay dos tipos de proveedores de servidores virtuales y es muy importante que sepas distinguir entre ellos.

Planificar o no planificar el crecimiento de la red, esa es la diferencia.

La mayoría de proveedores, son los que contratan nuevos servidores (nodos de VPS) a medida que van vendiendo VPS, cuando un servidor/nodo se llena, contratan el siguiente. El resultado, es que manejan una red sin planificar, que ha ido creciendo de forma desordenada y se ha convertido en una maraña de bloques de direcciones IP muy segmentadas, y lo que es peor , cada bloque está asignado estáticamente a cada servidor y es intrnsferible.

Si un nodo, por un problema de hardware, queda inoperativo, aunque existan copias de seguridad de los VPS que contiene, no es posible recuperarlas en un nodo diferente. Las IP’s usadas por los VPS recuperados del backup están asociadas al nodo estropeado y sólamente funcionarán sobre el, el que las restauren en otro nodo no es una solución, porque el nuevo nodo tendrá otro pool de IP’s asociado y no responderá a los asignados a las VPS recuperadas.

El resultado es que el proveedor dispone de copias de seguridad para garantizar los datos del cliente, pero no le puede garantizar la disponibilidad del servicio, por que deberá esperar a que el nodo estropeado este nuevamente operativo, para poder recuperar las copias de seguridad en el y poder restablecer el servicio de sus clientes despues de muchas horas o varios días fuera de línea.

Aunque muchos menos, hay proveedores que antes de comenzar a vender diseñan la estructura de su red basada en un SDC, contratan un pool de IP’s grande y todos quedan asignados en exclusiva a su SDC.

En caso de la misma averia que el proveedor anterior, un fallo de hardware irrecuperable, lo único que tienen que hacer es recuperar los backups en otro nodo, que como está debidamente configurado dentro de la plataforma virtual, responderá inmediatamente a las IP’s asignadas a los VPS.

La diferencia para los usuarios de los VPS, es una caida de unos minutos en un proveedor con SDC, contra horas o días, en un proveedor con una red que ha crecido de forma desordenada.

Mientras que en un SDC las IP’s están asignados a los VPS, lo que permite moverlos libremente entre nodos, en los proveedores con crecimiento sin planificar, las IP’s están asignadas a los nodos y no son reasignables.

Una plataforma correctamente diseñada

Siempre es muy importante tener en cuenta que aunque dos proveedores utilicen el mismo centro de datos, la calidad de servicio y la fiabilidad de ambos, pueden tener una diferencia de años luz, todo depende de la planificación de cada proveedor, no del centro de datos donde están sus servidores.

Los grandes centros de datos, los mayoristas, es decir empresas como Softlayer por ejemplo, tienen todo perfectamente diseñado para vender servidores, no servicios. Cuando falla una máquina, harán todo lo que esté en su mano para repararla cuanto antes, pero no les va a preocupar en lo absoluto que tus clientes estén sin servicio una hora o dos días, o que pierdas o no pierdas dinero por ello, ellos harán su trabajo cuanto antes y punto, si tienen una cola grande de problemas, siempre estarás al final de ella.

Que el servicio funcione, aunque se estropee el servidor, es responsabilidad exclusiva del que lo ofrece, es decir el que vende las VPS, no de el centro de datos donde tiene alojados sus servidores.

Conclusión:

Antes de contratar un VPS, pregunta a tu proveedor como a diseñado la red de su plataforma virtual, y si trabaja con IP’s reasignables sin intervención del personal del Datacenter, si duda en la respuesta, ten por seguro que no es el adecuado, sigue buscando….

One thought on “La disponibilidad de una plataforma virtual, empieza por el diseño de su red.

Deja un comentario